TÚ ME CONDUCES EN LA NOCHE

Permíteme, Señor,
caminar sin ver
por los caminos
que son tuyos.

Yo no quiero saber
por dónde me conduces.
¿No soy tu hija?
Tú eres el Padre de la sabiduría,
y también mi Padre.
Incluso si me conduces
en medio de la noche,
Tú me conduces hacia ti.

Señor, permite que ocurra
lo que Tú quieres: yo estoy dispuesta,
incluso si no me das satisfacción
en esta vida.
Tú eres el Señor del tiempo.
Haz todo según tus planes
de tu sabiduría.

Cuando suavemente
Tú llamas al sacrificio,
ayúdame a realizarlo.
Permíteme que supere
mi pequeño yo,
para que muerta a mí misma,
no viva sino para ti.

Édith Stein

 

No hace muchos años que tuvo lugar la canonización de la Madre Teresa de Calcuta. Pocos conocían su larga noche de 50 años, noche oscura. Es interesante hacer alusión a esta noche. En carta a su director espiritual el año 1.957 escribía así: “Llamo, me aferro, quiero, y no hay  quien responda. Donde intento elevar pensamientos al cielo, hay tal convicción de vacío que esos mismos pensamientos retornan como cuchillos afilados y dañan mi alma. Me dicen que Dios vive en mí, y todavía la realidad oscura y frialdad y vacío es tan grande que nada toca mi alma”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: